Homenaje al curador Juanito Delgado en el Malecón habanero


homenaje-al-curador-juanito-delgado-en-el-malecon-habanero
Nelson Ramírez de Arellano, director de la 14 Bienal, dejó inaugurada la muestra colectiva titulada Un día que forma parte del proyecto curatorial de arte público Detrás del Muro. Foto: Maya Quiroga

La explanada de La Fortaleza de la Punta cobró protagonismo con las obras de la muestra colectiva Un día, del proyecto especial Dedelmu, el cual marca el inicio de la segunda experiencia de la 14 Bienal de La Habana, que se extenderá hasta el 24 de marzo del 2022.

En esta primera etapa fueron emplazadas ocho obras de siete artistas visuales: Manuel Mendive (El hijo de Oggún), Ictiandro Rodríguez (El pescador), Pedro Luis Cuéllar (El chat y Desconocidos), Osley Ponce (La Línea del Horizonte), Pedro Escobar (S/T), Ernesto Rancaño (Desamor) y Luis Ramón Silva (La semilla).

Son creadores de las provincias de La Habana, Holguín, Sancti Spíritus y Matanzas cuyas piezas fueron seleccionadas por los curadores Pepe Fernández, Sandra García y Neida Peñalver.

La exposición parte del concepto de que todo puede ocurrir, cambiar, transformarse en apenas un día. Bajo esa premisa se ha planteado la idea curatorial de la 4ta edición de Dedelmu.

No significa que como despliegue de obras tenga efímera data, pero sí pone énfasis en hacer converger todos los tiempos en un presente que dura, en un presente prolongado que incluye tanto pasado como futuro, reseña el catálogo de la muestra.

Nelson Ramírez de Arellano, director del Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam y de la 14 Bienal se refirió a los orígenes de Dedelmu, una iniciativa del curador Juan Delgado, recientemente fallecido.

Esta muestra colectiva, que con el tiempo se convirtió en una de las más visibles de la Bienal, nació en el año 2012 en el Malecón habanero, como un proyecto especial en la 11na edición del evento que tuvo como lema: “Prácticas artísticas e imaginarios sociales”.

Con vistas a la integración de Dedelmu a los presupuestos conceptuales de la 14 Bienal de La Habana y con el objetivo de desarrollar un evento más sostenible, más ecológico y con menos recursos, se ha decidido privilegiar la producción artística nacional, ideando una exposición en el espacio público con obras que no necesiten custodia y resistan el embate de las fuerzas naturales, explicó Ramírez de Arellano. 

Todo lo anterior, resultó un gran reto pues se hizo sin descuidar la importancia que tiene el arte para el enriquecimiento espiritual de las personas.

Esta exposición constituye un homenaje al creador del proyecto. Con ese propósito se concibió una comisión de trabajo integrada por el equipo de curadores de Dedelmu y de la Bienal, con la colaboración del Consejo Asesor para el Desarrollo de la Escultura Monumentaria y Ambiental, el Plan Maestro de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana y el Consejo Nacional de las Artes Plásticas.  

Acerca de Dedelmu, dijo el curador y crítico Nelson Herrera Ysla que “no teníamos conciencia plena de lo que significó, quizás, en el mismo momento que lo planteó Juanito en el año 2012”.

El economista apasionado por las artes visuales, era muy conocido en la capital cubana por haber trabajado durante veinte años como productor y promotor de la obra de Mendive en numerosos países de Europa y América Latina.

En la Bienal del 2015, recordó Herrera Ysla, sucedió algo insólito. “Ese Malecón habanero que todos disfrutamos como el Malecón tradicional, Juanito logró que la policía lo cerrara, los sábados y los domingos, por espacio de dos horas, para que el público pudiera caminar a sus anchas”.

Señala el crítico que por la avenida transitaron el día de la inauguración casi cinco mil personas de varios países junto al pueblo cubano. Dedelmu logró consolidarse como un proyecto socio cultural.

Advierte que entre los planes de su gestor estaba estimular el desarrollo del arte en las calles Malecón, San Lázaro y llegar hasta el Paseo del Prado. A tal punto que el conocido solar habanero de La California se sumó a la cita.

Juanito había llegado a la Bienal y nos había planteado un desafío muy grande: Cómo hacer que toda la ciudad fuera la galería más grande del mundo. “Y en ese proyecto estamos. Lograrlo o no será un problema con el que tendremos que lidiar en los próximos meses…La Habana necesita de ese público, de esos proyectos culturales en cada comunidad”.

Como colofón de la inauguración, en una pantalla al aire libre se exhibió un fragmento de un documental sobre ediciones anteriores de Dedelmu y otro donde se recrearon algunos performances de Mendive, el único artista cubano que ha participado en todas las bienales de La Habana. Para finalizar se presentó en concierto el dúo Espiral.

Tomado de: https://www.cubahora.cu/cultura/homenaje-al-curador-juanito-delgado-en-el-malecon-habanero?fbclid=IwAR1QlJb40JyUqcpzHA1wi7vAWHwGWcnXiYXH38gEjRlfs4ZlkL-AMCBb-vs


0 comentarios

Deje un comentario



v1.0 ©2019     Desarrollado por Cubarte