Se encuentra usted aquí

Plataforma Conceptual 13 Bienal de La Habana

Dirección de Promoción CNAP

#Cuba #CubaEsCultura #CNAP #ArteCubanoContemporaneo #13Bienal #LaConstrucciondeloPosible

La construcción de lo posible.

La Bienal de La Habana, reconocida entre los eventos más prestigiosos de Latinoamérica, el Caribe, y el mundo, ha hecho visibles no solo el pensamiento y la práctica artística cubanos, sino la creación artística contemporánea del Sur Global y otras regiones del orbe. Desde su surgimiento en 1984, ha sido una plataforma en favor de la justicia y la igualdad. Ha estimulado el trabajo sociocultural, la reflexión teórica y el papel transformador de las artes visuales en un mundo polarizado, segregado culturalmente y dominado por la supremacía del mercado. El evento pretende dar continuidad a sus proyecciones fundacionales teniendo en cuenta las condiciones de un mundo en el que se han intensificado las amenazas nucleares y belicistas, la xenofobia, el racismo, los desplazamientos forzados, las tendencias fascistas,  la violencia contra el que es diferente, los conflictos étnico-culturales, la desigualdad, el terrorismo, el uso sistemático de la mentira y una crisis medioambiental que amenaza la supervivencia de la propia especie humana.

Esta crisis nos afecta a todos y en particular a los países insulares del Caribe. El culto al consumismo y la promoción de un derroche irresponsable de los recursos naturales del planeta, hacen imprescindible movilizar a amplios sectores en la labor de preservar  el equilibrio  - sociedad - cultura -naturaleza. La ciencia ha entendido la necesidad de enfocar esta cuestión de manera multidisciplinaria y sistémica, y el arte no ha estado ajeno a ello.      

Ante la persistencia de los hegemonismos militares, económicos, políticos y culturales, se reconfiguran modelos de existencia en un intento por hacer surgir nuevos proyectos emancipatorios y por dignificar  la convivencia entre los seres humanos en medio de tantas contradicciones. Entre ellos, el rescate de formas de vida comunitaria, la lucha por la preservación de la memoria y la validación de otros saberes y sistemas de conocimiento; la búsqueda de mayores correspondencias entre la creación y las prácticas de vida;  o de puntos de convergencia, nodos y redes que propongan espacios para futuros modelos de comprensión y solidaridad entre los seres humanos. 

La 13ª Bienal de La Habana, a celebrarse del 12 de abril al 12 de mayo del 2019, propone incentivar la interacción entre creadores, curadores, expertos e instituciones,  en toda una variedad de procederes que aporten variantes de sostenibilidad, sin alejarse del carácter propositivo que toda obra o proyecto artístico representa. Aspiramos a que el arte señale nuevos caminos de razonamiento colectivo y que sus realizaciones ofrezcan, a partir de la confrontación de diferentes modelos creativos y de circulación, un mayor acercamiento entre públicos, localidades y niveles de experiencia. Junto a la idea de responder al presente, estas prácticas esbozarían posibles nociones de futuro que, al menos en el nivel poético o simbólico, se correspondan con algunas necesidades de transformación social.

¿Puede lo artístico implicar una nueva dimensión social y servir de modelo para el encuentro con nuevas estructuras de sostenibilidad? ¿En qué medida las prácticas emergentes de sobrevivencia, emancipación y desarrollo social inspiran y pueden generar nuevas narrativas y metodologías artísticas? ¿Qué tipo de relaciones podemos establecer entre curadores, artistas, proyectos, grupos y prácticas emergentes, instituciones nacionales e internacionales, o incluso entre diferentes esquemas de circulación del arte?

La próxima edición asume la Bienal como espacio para aquellas tipologías artísticas que entiendan la creación como acontecimiento vivo o experiencia en curso. Nos interesan aquellas estrategias que resulten de múltiples confluencias o propicien la existencia en redes de intercambio más allá de la autonomía estética y la noción tradicional de autoría, con vocación transformadora y de reconocimiento de la diversidad.  Asimismo, potenciar la conformación de nuevas relaciones sociales y simbólicas generadas por diferentes modos de interacción con el arte al asumir los enfoques de transversalidad en la perspectiva cultural y multidisciplinar.

Aspiramos a la creación de circuitos entre los cuales se ensayen modalidades de coexistencia y respeto. Bienales internacionales que han permanecido casi ajenas entre sí, encontrarían aquí un diálogo cercano de hermanamiento; artistas y artistas devenidos gestores se evidenciarían como una unidad posible; proyectos de desarrollo e iniciativas que tributan a intereses locales y comunitarios confluirían en un mismo plano. Asimismo, curadores, mediadores de la actividad artística y gestores culturales emergentes, junto a otros ya establecidos, acompañarían estos procesos desde el entendimiento colegiado y marcarían una pauta de diferencia entre los mecanismos habituales de circulación propios de las bienales.

De ese modo la institución, en consonancia con el arte y su permanente ejercicio transformador, mantendría la energía necesaria para contribuir al mejoramiento humano en medio de cualquier complejidad. La Habana acogerá nuevamente su más trascendente evento internacional de las artes visuales y deja abierta, desde ahora, una plataforma de intercambio y análisis de las ideas que habrán de conformarlo.

Equipo de Curadores

13ª Bienal de La Habana

Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam

 

Building the future, making it possible

Making of future in the way we can

The Havana Biennial, established since 1984, nowadays is recognized  as one of the most significant events in Latin America, The Caribbean, and the entire world. It has made visible not only the cuban artistic scene in its thoughts and practices but the contemporary artistic creation of the global south. Its goal has been a platform to stimulate socio-cultural work, the theoretical reflection and the transforming role of the visual arts in a polarized world, culturally segregated and dominated by the supremacy of market stuff. This event aims to keep continuity to its foundational prospective, taking into account than nuclear and warmongering threats have intensified, as well as xenophobia, racism, forced displacements, fascists tendencies, violence against everything is different, ethnic-cultural conflicts, inequality, terrorism and the systematic public use of lies than threatens the survival of the human species itself.
The cult of consumerism and promotion of an irresponsible waste of the planet's natural resources make it imperative to mobilize broadest sectors in the sense of preserving the society-culture-nature balance. Science has understood the need to approach this issue in a multidisciplinary and systemic way, and art has not been alien to it.
Given the persistence of military, economic, political and cultural hegemonies, models of existence turn into in a new way in order to raise emancipatory projects and dignify the coexistence among human beings amid so many contradictions. We must note on the rescue of traditional forms of community life, the struggle to keep and preserve local memories and validation of other knowledge. At the same time, the search of better correspondences between creation and life practices or convergence points, nodes and networks to propose spaces of future models of understanding and solidarity among human beings.
The 13th Havana Biennial, to be held from April 12 to May 12, 2019, propound an encourage interaction among artists, curators, experts and any kind of institutions in a variety of procedures that provide proposals of sustainability, no far away from nature that every artistic project represents. We wishes that art point out the new paths of collective reasoning and its achievements offer a greater approach between audiences, communities and levels of experience.

Does art can be involved in a new social dimension and serve as a model for new sustainability structures? In what way emerging practices of survival, emancipation and social development can inspire or generate new narratives and artistic methodologies? What kind of relationships can be establishes among curators, artists, groups and national and international institutions?
This thirteenth edition of Havana Biennial emphasizes art as a place for those artistic typologies that understand it as a living creation or an ongoing experience. We are interested in those strategies that result from multiple confluences or be able to promote networks of exchange beyond aesthetic autonomy and the traditional notion of authorship. Also, enhance new social and symbolic relations generated by different modes of interaction with art by assuming transversality approaches in the cultural and multidisciplinary prospective.
Usually, international art events and biennials that have remained almost alien to each other, would find here a closer and warm dialogue. Likewise, curators, mediators of artistic activities and emergent cultural managers, along with others already established, would accompany these current processes in order to make the difference.

Then, according art and its permanent transforming objective, would maintain the necessary energy to contribute for a human improvement in the midst of any kind of social, political and cultural complexities. Havana City, one more time, will host its most important international art and will open, from now on, a platform, a specific site for exchanges and analysis of the ideas that will shape it.

Curatorial Staff

 

13th Havana Biennial
Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam

 [PHV1]